11 de enero de 2010

Todos nos dicen que no valemos nada, y nadie te da una oportunidad en este mundo, siempre hay un desgraciado que intenta humillarte y hasta que te mueras alguien pensará que tú eres un imbécil; Tienes que hacerte tu propio mundo hasta que te escuchen. -L.G